Médico oscultando bebé

Hoy nos visita: Javier Plaza y nos habla de la bronquiolitis

Hoy nos visita Javier Plaza, Farmacéutico Comunitario Coordinador del Grupo de Respiratorio de SEFAC. (Sociedad Española de Farmacia Comunitaria) para hablarnos de la bronquiolitis.

La bronquiolitis es una infección del tracto respiratorio inferior, muy frecuente en el lactante, que produce una inflamación de los bronquios y los bronquiolos.

Generalmente afecta a niños y niñas menores de 2 años, sobre todo a menores de 6 meses.

Se asocia a infecciones virales respiratorias, producidas por el VRS (Virus respiratorio sincitial) principalmente, rinovirus, enterovirus, adenovirus, metapneumovirus, influenzae, parainfluenza y bocavirus. Hasta un 70 % de todos los niños se infectan por VRS durante su primer año de vida y un 22 % desarrolla síntomas. Generalmente presenta una sintomatología leve y sólo algunos pacientes tienen que ingresar en el hospital. La enfermedad suele darse en las estaciones de otoño e invierno, mostrando un pico estacional.

BRONQUIOLITIS

Foto sacada de bebes salud

El VRS presenta una alta infectividad, penetra en el organismo a través de las mucosas ocular, nasal o bucal, se transmite por secreciones a través de las manos o fómites (juguetes, chupete, pañuelos…) donde puede sobrevivir entre 6-12 horas. Las gotas de secreciones pueden esparcirse hasta 2 metros. Se destruye con jabón y agua o con gel alcohólico.

La duración habitual de los síntomas es de 12 días (aunque pueden seguir presentándose síntomas como la tos hasta los 28 días), pero con una duración de la dificultad respiratoria y dificultad para la alimentación de entre 6-7 días. La resolución de la bronquiolitis puede tardar algunas semanas.

Algunos niños, hasta un año después de haber tenido una bronquiolitis, cuando se vuelven a resfriar pueden volver a tener dificultad respiratoria.

Síntomas

Al principio de la enfermedad suele presentarse un cuadro catarral, con aumento de mocos y de tos. Después se inflaman los bronquiolos dificultando el paso de aire a través de ellos, por lo que se produce dificultad para respirar (respirando de forma rápida, marcando las costillas o moviendo mucho el abdomen) y/o silbidos u otros ruidos.

Como consecuencia de esa inflamación de los bronquiolos, algunos niños tienen dificultades para alimentarse, presentando a veces algún vómito y/o atragantamiento.

Pueden tener fiebre.

Señales que indican gravedad en la bronquiolitis, por lo que habría que acudir al pediatra:

bronquiolitis (1)

Foto sacada de info doctor

Taquipnea para su edad (el niño respira más rápido o más agitado de lo normal).

Cianosis (presenta color azul en los labios o las uñas)

Edad menor a 12 semanas

Rechazo del alimento (disminución de la ingesta a la mitad de lo normal)

La presencia de letargia (está muy dormido)

Hace pausas respiratorias (apneas)

Aleteo nasal (Movimiento de las fosas nasales que se expanden hacia fuera con la inspiración.)

Presencia de quejido al respirar

Tiraje grave (la piel se le hunde entre las costillas)

Factores de riesgo para una mala evolución de la bronquiolitis:

Edad inferior a 12 semanas

Presencia de cardiopatías, inmunodeficiencias, enfermedad pulmonar crónica y prematuridad.

Tiempo de evolución de la enfermedad corto (menos de 72 horas)

La presencia de tabaquismo en el entorno.

Un mayor número de hermanos y acudir a guardería.

El hacinamiento y la pobreza.

La falta de lactancia materna.

Tener síndrome de Down.

Tener una enfermedad neuromuscular.

Tratamiento.

No se recomienda el tratamiento broncodilatador con agonistas β2– adrenérgicos, ni con bromuro de ipratropio, ni con adrenalina nebulizada, ni con xantinas o terbutalina oral, adrenalina subcutánea, salbutamol oral o salbutamol endovenoso de forma sistemática. En el caso de que se considere oportuno utilizar un broncodilatador, se realiza una prueba terapéutica y se continúa con el tratamiento en caso de que exista una respuesta clínica.

No se recomienda el uso de mucolíticos, antitusígenos o descongestionantes nasales.

No se recomienda el uso de antihistamínicos, descongestionantes orales, vasoconstrictores nasales o vapor.

No se debe utilizar antibióticos de forma rutinaria.

No se recomiendan los corticoides en ninguna de sus formas de administración.

No se recomienda el tratamiento con montelukast (antiasmático).

No se recomienda el uso de ribavirina (antivírico).

Recomendaciones:

– Aplicar medidas posturales, elevar la cabecera de la cuna.

– Aspirar las secreciones respiratorias antes de comer y de dormir, aplicando unas gotas de suero fisiológico antes de la aspiración de las secreciones.

– Fraccionar y/o espesar las tomas si se ve dificultad para la ingesta. Administrar menos cantidad de alimento pero más frecuentemente. Son niños que tienen poco apetito, se cansan durante las tomas con facilidad y pueden presentar vómitos y atragantamientos.

– El lavado de manos evita el contagio de los virus respiratorios y se debe hacer frecuentemente.

– Limitar el número de visitas, especialmente en niños muy pequeños y prematuros.

– Evitar el contacto con personas con síntomas respiratorios y evitar los ambientes con alto riesgo de contagio, como guarderías y parques infantiles.

– Evitar la exposición al tabaco. La exposición al humo del tabaco aumenta la tasa de ingreso por infecciones del tracto respiratorio inferior y empeora la sintomatología y la evolución de los pacientes con bronquiolitis. Incluso sin fumar en el entorno del niño las partículas del tabaco adheridas a la ropa pueden perjudicarle. El tabaquismo materno durante la gestación parece aumentar el riesgo de padecer una bronquiolitis aguda.

– La lactancia materna protege de las infecciones respiratorias de las vías bajas. Mantener la lactancia materna más de 4 meses ofrece mayor protección contra las infecciones respiratorias de las vías bajas. Los pacientes que toman lactancia materna tienen menos riesgo de desarrollar bronquiolitis aguda y menos riesgo de que sea grave en caso de presentarla.

– Si tiene fiebre se pueden administrar antitérmicos como el paracetamol y el ibuprofeno (este último en mayores de 6 meses), y también medidas físicas (destapar al niño o baños con agua templada).

Javier Plaza Zamora

Farmacéutico Comunitario Coordinador del Grupo de Respiratorio de SEFAC. (Sociedad Española de Farmacia Comunitaria)

http://www.farmaciazamora.es

@FarmaciaZamora

Anuncios

Un pensamiento en “Hoy nos visita: Javier Plaza y nos habla de la bronquiolitis

Gracias por contarnos que se te pasa por la cabeza. Y si te ha gustado dale al +1

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s